MYO: la banda bluetooth capaz de reconocer los movimientos de tu brazo

BN-DD983_THALMI_G_20140610011402¡Quién diría que la tecnología avanzaría tan rápido como para ver estas maravillas tan pronto! Aún recuerdo cómo fue que, emocionados, unos compañeros de la carrera y yo observamos este dispositivo prometedor, que te lo puedes poner en el brazo, y reconoce los movimientos que haces con tus manos, tal como moverla a la derecha o a la izquierda. Es gratamente un desarrollo tecnológico que puede ser empleado en la ciencia para integrar nuevas formas de interactuar con los dispositivos de hoy en día y obtener un resultado (experiencia de usuario) más rico que un simple botón.

Como todo, sin duda alguna, tiene sus pequeñas desventajas. La primera que noté desde que lo uso (creo que se debe a la aplicación tan poco robusta que utilizo) es su alto número de falsos positivos. Es algo engorroso tener que ir en tu carro, tranquilo, sentir una pequeña vibración, y luego la canción se ha pausado (en el mejor de los casos) o cambiado. ¡A veces se te quitan las ganas de usarlo! O peor aún: estás en un lugar cómodo, sentado frente a la computadora, y necesitas escribir algo en el teclado y ¡bam! ahí va de nuevo este dispositivo a hacer de las suyas.

En resumen, declaro que este es un buen dispositivo para usarlo de vez en cuando, no siempre. No puedes salir con él y hacer ejercicio, por ejemplo, porque en primer lugar el número de falsos positivos serían demasiados y por otra parte el dispositivo no está diseñado para soportar condiciones de humedad. Va. Y con eso su encanto se baja considerablemente. Pero no es para nada un dispositivo inservible. Pienso que es todo lo contrario. Es algo que nos deja pensando en cómo la tecnología se está dirigiendo por un buen camino hacia algo más grande. Es como uno de esos pasos necesarios, no tan buenos como uno espera, pero que deja demostrado que se puede hacer, que se ha hecho, y que todavía se puede hacer algo mejor. Por eso me siento halagado porque se me ha permitido ver esta revolución en la tecnología, siendo yo de la generación que alcanzó a ver el cambio de las computadoras de escritorio, con apenas Windows 95, o incluso cuando no había más que la ventana de comandos y MS-DOS, a lograr tener una computadora en tu propia mano.

Espero que la tecnología continúe avanzando en esta dirección y a este ritmo, y que con las herramientas que ahora tenemos podamos obtener algo incluso mucho mejor. Porque no necesariamente requieres de más hardware para hacer maravillas. Sólo hay que elaborar el software adecuado que utilice el hardware adecuado para realizar una tarea sumamente compleja y eficaz.


P. D.

Recién ayer realicé una actualización del firmware de MYO, y me di cuenta lo rápido que Thalmic Labs están mejorando los algoritmos de detección de tus gestos. ¡Vaya! Ahora incluso puedo realizar actividades normales cuando estoy sentado sin que se liberen tantos falsos positivos. Además, me agrada más la forma que tiene de sincronizar el dispositivo, ya que ya no necesitas mover todo tu brazo, sino sólo tu mano. Poco a poco este hardware se vuelve cada vez más poderoso y útil. Aquí se demuestra que no sólo el hardware es necesario para poder crear una herramienta y un dispositivo adecuado para la ciencia, ¡y por qué no! Para el uso diario también si se da el caso.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s